fbpx
Menú Cerrar

Encuadernación de libros en tapa dura

En este sistema, las hojas que conforman la tripa del libro se cubren con una tapa de cartón rígido de 2 o 3 mm de grosor. Este cartón se forra con un papel o una tela sobre la que se imprime el título y el diseño de la cubierta. Se trata de la forma de encuadernación que mayor apariencia, solidez y resistencia proporciona al libro.

También es el sistema más costoso, porque utiliza un mayor número de materiales y el proceso de manipulación implica más etapas y mayor complejidad. Los libros en tapa dura se componen de la tapa de cartón, las guardas (que es un díptico de papel que une la tapa al contenido) y la tripa del libro o taco que son las páginas interiores cosidas o encoladas.

En el caso de las ediciones de lujo, los libros pueden ir forrados en tela o en piel (natural o sintética) y se decoran con grabados, dorados, refuerzos, etc. Las ediciones más económicas suelen utilizar papeles impresos en color para recubrir el cartón de la cubierta.

tipos-de-encuadernacion

Encuadernación de libros en tapa blanda cosida 

También denominada tapa rústica o encuadernación perfecta  Es el tipo de encuadernación más utilizada, consiste en una cartulina gruesa que abarca la portada, lomo y contraportada, y que se pega con cola a las hojas del libro por la parte del lomo. Las hojas del libro se agrupan en cuadernillos (habitualmente, de 16 páginas) que van cosidos entre sí con hilo vegetal y que, posteriormente, se pegan a la tapa.

Este sistema es más económico que la tapa dura y se empezó a usar masivamente a principios del siglo XX, cuando los avances técnicos permitieron aumentar las tiradas de los libros, abaratando considerablemente los gastos de producción.  En este periodo surgieron también las primeras ediciones de bolsillo, democratizando el acceso a los libros y la cultura.

Encuadernación en wire-o o espiral doble

Es un método de encuadernación que consiste en perforar una línea de agujeros en el lado del lomo y pasar una espiral de alambre o plástico por los orificios para que las hojas queden sujetas.

La espiral a menudo se reemplaza por un sistema industrial de doble espiral que resulta más económico y sencillo de colocar, se le conoce con el nombre de wire-o.

La tapa de las publicaciones encuadernadas en espiral puede ser de cartulina o de cartón forrado en papel, para que la publicación tenga mayor consistencia. Es un tipo de encuadernación muy útil para libretas, catálogos de productos y manuales de trabajo que necesitamos se mantengan abiertos encima de una mesa o se puedan abatir sobre sí mismos.